BIEL COMPANY

¿Quién es Biel Company?

Un ciudadano más que cree en lo que hace, siempre desde el respeto a los valores que me enseñaron desde pequeño: la honestidad, la sencillez, el esfuerzo, el compromiso y la perseverancia, entre otros.

¿Qué diferencia al Biel Company ciudadano del Biel Company político?

Nada. Son el mismo. Soy una persona de principios. Los heredé de mis padres y me han acompañado a lo largo de la vida. Además, creo que es bueno y es necesario para los tiempos actuales que el político y el ciudadano cada vez se parezcan más.

¿Por qué se afilió al PP?

Afiliarse a un partido político, el que sea, significa que adquieres un compromiso no sólo con las siglas sino con el conjunto de la ciudadanía. Lo haces porque los valores y principios del partido encajan con los propios. Así lo sentí yo y por eso decidí afiliarme.

¿Cuál es su principal objetivo como presidente del PP de las Illes Balears?

Soy de los que sostienen que un problema es una oportunidad y el partido debe aprovechar este momento, que no es fácil, para rearmarse con la ilusión y la fuerza de todos sus afiliados y encarar el futuro como lo que somos: un partido ganador, el partido de la mayoría. Por tanto, si somos el partido que genera más apoyo y confianza, tenemos que devolver ese apoyo y esa confianza con hechos que ajusten tanto a nuestros valores como a las necesidades de todos los ciudadanos. Porque no basta con vencer en las urnas. Además, hemos de convencer. Y éste es un reto que me ilusiona.

¿Por qué votar a Biel Company?

Porque creo en un PP de les Illes Balears de todos y para todos, sin barreras, donde se pueda dialogar y discrepar desde la igualdad, el respeto y la máxima educación. Porque quiero recuperar la ilusión y el orgullo de ser del PP de les Illes Balears y porque no me cabe duda de que es posible, trabajando con esfuerzo, moderación y humildad, que son nuestros valores de siempre. Debemos devolver a la sociedad la confianza en los políticos y lo conseguiremos con honestidad, eficacia y sincera vocación de servicio.

¿Un deseo confesable?

Todos mis deseos son confesables. Uno debe ser transparente si quiere tener la confianza de las personas. Podría decirle que mi deseo es alcanzar la presidencia del PP. No le digo que no. Pero mi deseo va mucho más allá. Y no es otro que intentar mejorar las condiciones de vida de la gente desde el ejercicio de la política.

¿Qué opina de la corrupción?

La corrupción me repugna, como a cualquier ciudadano. Y más cuando afecta a un político, sea de nuestro partido o de otro, porque las malas acciones de unos pocos generan la lógica desconfianza hacia todos los que, desde el convencimiento y de manera honesta, nos dedicamos a la política. Ahora bien, del mismo modo que exijo que el que la hace la pague, también exijo que se respete la presunción de inocencia de las personas investigadas. Todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario y en esto los tribunales de justicia tienen siempre la última palabra.

¿Es usted catalanista?

No. Y tampoco entiendo ese empeño por hablar de españolistas, regionalistas y catalanistas que no hace otra cosa que generar controversia y desunión. Soy español, nacido en Mallorca y presumo orgulloso de ser ciudadano de las Illes Balears.

¿Un sueño por cumplir?

Muchos. Nunca hay que perder la capacidad de soñar y de ilusionarse por y con las cosas.

¿Mallorca, Menorca, Ibiza o Formentera?

Soy un mallorquín que considera la diversidad insular como un factor enriquecedor que fortalece nuestros vínculos. Decirle que soy un enamorado de Formentera, de Menorca, de Ibiza y de Mallorca no me diferencia de los millones de personas que piensan como yo. Me siento en casa estando en Sant Joan, en Ferreries, en Portinatx o en La Savina.

¿Un defecto y una virtud?

Soy tenaz y autoexigente y pido el mismo grado de compromiso a los que me rodean. Me gusta hablar claro y sin rodeos y espero lo mismo de todo el mundo. No soporto la mentira. Defectos, supongo que como todo el mundo.

¿Un cantante o grupo musical?

Tomeu Penya y Jaume Anglada.